Una vida de cuento

Ni por mágico, ni increible, ni por apasionante o de ensueño. Me voy a un mundo de cuentos cuando no quiero vivir en éste ni tengo fuerzas para subirme a otro. Cuando me evado de manera consciente para sentirme mejor y escapar del peso de la coherencia. No es valiente, lo sé, pero voy sobreviviendo.

Una lluvia de estrellas roció su rostro

El fin del comienzo

La marimba que fue y  será

Sin palabras

Aprendiendo a volar

Agita tus alas

El volcán de Erupta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s